El último día…

¿Y si fuera hoy? ¿Y si el mañana no existe? En un universo de posibilidades como el nuestro cualquier opción puede ser viable. ¿Qué haría si lo supiese de antemano? ¿Estaré desperdiciando mis momentos vividos en preocupaciones sin sentido? Me imagino que cualquier posición pierde su importancia. Somos humanos. No sé si existe alguna cultura extraterrestre que nos esté vigilando. ¿En qué pensarían? ¿Qué dirían si nos viesen pelear como niños por un caramelo? ¿Qué pasaría por sus alienígenas mentes cuando contemplaran como destrozamos nuestro propio mundo? ¿Comprenderían que le diésemos las llaves del poder a un psicópata intransigente como hemos hecho? Daría igual. Nada importaría. Porque… ¿y si fuera hoy? ¿Y si el mañana no es más que un laberinto de recovecos interminables? Os quiero. Os quiero a todos. No sé si puedo decirlo mejor. No sé si mañana podré hacerlo. Ninguno de nosotros lo sabemos. ¿Por qué no dejamos de discutir? ¿Por qué no nos ayudamos más? ¿Por qué seguimos dejando que la búsqueda de riqueza y fortuna guíe nuestro camino? Pensadlo ¿y si no hay un mañana? Te quiero, mi amor, tú sabes quién eres. Sabes qué siento. Sabes cómo lo siento. Necesito decírtelo. Quizás eso sea lo más importante de mi vida ahora mismo. Porque ¿qué puede haber más importante que eso? ¿Qué puede haber más magnífico que el poder tenerte a mi lado? Nada. No puede ser de otra manera. Mi mente no escatima en esfuerzos para intentar comprender estas ilusiones, esta oscuridad… No puede ser… ¿Nos estamos equivocando? Pensadlo ¿cómo podemos estar seguros de que no es así? ¿De dónde sacamos esa certeza? Volved a hacerlo. Y volved a haceros la misma pregunta ¿y si fuera hoy? ¿Y si fuera hoy… el último día?

1 comentario sobre “El último día…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *